Agenda Gastronómica

Balance de la primera edición de la Guía Michelin y los 50 Best Latam 2023

Desde hace unos meses, sobre todo desde que se confirmó el desembarco de la Guía Michelin por primera vez en nuestro país, se daba por hecho que noviembre iba a ser un mes bisagra para la gastronomía argentina.

El viernes 24, en la Ciudad de Buenos Aires, se dieron a conocer los restaurantes que a partir del 2024 comenzarán a formar parte de la Guía Michelin. Los destinos elegidos para esta edición fueron Buenos Aires y Mendoza, dos de las ciudades con mayor caudal de turismo y oferta gastronómica.

La selección de los establecimientos estuvo a cargo de inspectores anónimos, profesionales que aplicaron los mismos métodos de trabajo que en el resto del mundo. Gracias a este factor, ningún restaurant pudo saber a ciencia cierta cuándo recibió la visita de algún inspector. Estas personas suele visitar el restaurante varias veces, como si fueran un comensal más, y pagan siempre la cuenta. A partir de lo que observaron elaboraron un informe haciendo hincapié en cinco puntos: calidad de los ingredientes, armonía de los sabores, dominio de la técnica, personalidad del chef plasmada a través de su cocina y la regularidad a lo largo del tiempo y la propuesta en su conjunto. Dichas investigaciones fueron sujetas a debate y de allí se llegó a la decisión de otorgar o no, una, dos o tres estrellas Michelin o algún otro reconocimiento.

En la Guía Michelin Argentina 2023 ningún restaurante obtuvo tres estrellas Michelin; sin embargo, Aramburu, el restaurante de Gonzalo Aramburu, recibió dos estrellas. Seis fueron los restaurantes que recibieron una estrella Michelin, curiosamente dos en Buenos Aires, Don Julio (Guido Tassi y Pablo Rivero) y Trescha (Tomás Treschanski que a su vez fue distinguido con el Premio Joven Chef) y los cuatro restantes en Mendoza. Zonda Cocina de Paisajes del chef Augusto García, Azafrán de Sebastián Weigandt, Casa Vigil de Iván Azar y Brindillas del chef Mariano Gallego.

La Guía incluye también a la categoría Estrella Verde Michelin que celebra el carácter sostenible del restaurante. En este caso fueron siete los restaurantes que estarán ingresando el año que viene la Guía. Anchoíta, Crizia, Don Julio, El Preferido de Palermo en Buenos Aires y Casa Vigil y Riccitelli Bistró en Mendoza.

Los reconocimientos no terminaron allí. La categoría Bib Gourmand distinguió a los restaurantes que ofrecen un menú con buena calidad/precio. En este caso, todos los establecimientos se encuentran en Buenos Aires: Anafe, Caseros, Bis Bistró, La Alacena, Mengano, República de Fuego y Reliquia.

Lo que sí llamó la atención fue que los inspectores reseñaron 57 restaurantes, que si bien no recibieron estrellas Michelin, pueden llegar a alcanzarla en las próximas ediciones ya que están encaminados en lo que se busca para formar parte de la Guía. El Preferido de Palermo, Julia, La Carnicería, Niño Gordo, Mishiguene, Na Num, fueron alguno de ellos.

Después del alboroto generado por la Guía Michelin, el 28 de noviembre fue el turno de los Latin America’s 50 Best Restaurants 2023. Río de Janeiro fue la sede elegida para develar una lista que dejó a la Argentina en tercer lugar con Don Julio. El primer lugar lo ocupó Maido (Lima, Perú) y el segundo El Chato (Bogotá, Colombia).

Fueron tan solo ocho los restaurantes, todos de Buenos Aires, los que lograron ingresar, reingresar o permanecer en un listado que fue elaborado por el voto de más de 300 personas especializadas del medio. Niño Gordo ingresó por primera vez en el número 43, seguido de Crizia en el puesto 41 y Alo’s en el 38. El año pasado, Julia había ingresado en el número 50 y este año ascendió 20 puestos ocupando el número 30 del ranking. Finalmente la lista la completó Gran Dabbang, 26, El Preferido, 17 y Mishiguene en el 32.

No deja de sorprender que días atrás, el restaurante que había logrado consagrarse con dos estrellas Michelin, en este evento no haya ni siquiera formado parte de la lista.